Buscar Homenaje
 
Imprimir E-mail

Top of Form

Una carta o una nota respetuosa de condolencia es una expresión de pésame dirigida a la persona que está sufriendo la pérdida de un ser querido. Es uno de los actos de bondad y compasión más significativos que puede ofrecer a una persona acongojada. Sus palabras de apoyo son muy reconfortantes y apreciadas en un momento difícil.  Es un tributo a la persona fallecida y fuente de confort a la familia, incluso aun cuando no los conozca.

Tiempo después, los mensajes de condolencias se pueden volver a leer para revivir los amorosos pensamientos y las tiernas memorias escritos por sus amistadas más cercanas.  Serán guardados como tesoros por las sucesivas generaciones de la familia.

Los siete componentes de una carta de condolencia son:

  • Reconocer la pérdida:
    Ejem. Me entristeció saber la noticia de la inesperada muerte de __________.
  • Expresar su pésame:
    Ejem. Mis pensamientos están contigo y con su familia durante este tiempo difícil. Todos estamos en un estado de conmoción.
  • Señalar las cualidades especiales del fallecido:
    Ejem. Siempre estar cerca de __________ era muy agradable. Era un momento de alegría en mi día. Voy a extrañarlo(a) en las juntas.
  • Incluir una memoria acerca del fallecido:
    Ejem. Recuerdo de una vez cuando __________.
  • Recordar a los de luto de sus especiales fuerzas o cualidades:
    Ejem. Sé que van a extrañar mucho a _________.  Durante este tiempo especialmente difícil se que van a poder apoyarse sobre su propia fuerza y el amor de sus seres queridos que les sostiene en sus pensamientos.
  • Ofrecer ayuda:
    Ejem. Tienes mis sinceras condolencias. Voy a ponerme en contacto por si necesitas ayuda con ____________.
  • Terminar con una frase de compasión:
    Ejem. Recuerda que para muchos eres muy importante y se están acordando de tí en este momento difícil de tristeza.
  • Terminar la carta con una expresión de compasión:
    Ejem. Estás en mis pensamientos y oraciones.  Y tú firma.

 _____________________

 

 
Copyright © 2009-2014 Pasajes de la Vida. Quedan todos los derechos reservados